Ambizone

6 productos para desinfectar el baño imprescindibles

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Desinfectar el baño como tú quieres puede convertirse en una complicada prueba. En ocasiones, una rutina de ensayo y error es el único camino que te lleve a conseguir los resultados que estás buscando. Te ayudamos con ello, ¡sigue leyendo!

Un baño siempre limpio

La experiencia de utilizar un baño poco limpio tiene todas las probabilidades de convertirse en un recuerdo desagradable, de esos que nunca te abandonan. Además, la memoria olfativa puede ser una compañera muy rencorosa o muy agradecida. Nunca olvidará la higiene de un cuarto de baño con un olor a limpio que la verifica… Pero tampoco perdonará el mal olor de un cuarto de baño descuidado.

En este asunto no importa si se trata del cuarto de baño de tu casa, o si hablamos de un baño que visitas de forma puntual en un restaurante, una tienda, etc.

Desinfectar el baño es una necesidad que transita en una doble dirección. Por un lado, es vital para mantener una correcta higiene. Por otro, cumple una importante función de imagen, ya que un servicio poco aseado siempre es una pésima tarjeta de presentación.

Todos coincidimos en que un baño sucio promete una mala experiencia difícil de olvidar. Imagina esta situación: estás comiendo en un restaurante. La comida es deliciosa y estás disfrutando de una ambiente genial, pero tienes que hacer una pausa para ir al servicio. Cuando entras te encuentras un espacio descuidado y un olor muy desagradable.

Probablemente, nunca volverías a ese restaurante. Y eso es algo de lo que son conscientes los profesionales del marketing olfativo y los ambientadores profesionales.

Un espacio especialmente sensible a la suciedad requiere una limpieza en profundidad. El contexto de pandemia mundial en el que nos encontramos desde hace meses, ha servido para poner en valor todavía más la importancia de acciones eficaces de limpieza.

Desinfectar el baño

Existe una larga lista de productos y prácticas para desinfectar el baño. Pero para lograr una higiene profunda y eficaz quédate con esta palabra: constancia.

Intentar mantener hábitos periódicos de higiene es una forma de asegurar la mejor limpieza, aunque los productos o métodos que utilizas también son muy importantes.

Productos naturales

  • Vinagre. Es un potente desinfectante natural gracias a su concentración de ácido acético. Acaba eficazmente con algunas bacterias y hongos. Pero recuerda diluirlo en agua para cuidar al máximo el aspecto de las superficies.
  • Bicarbonato. Una forma idónea de utilizar el bicarbonato para desinfectar el baño es espolvorear un poco sobre una esponja húmeda. Luego, frota sobre el espacio que quieres limpiar y enjuaga con agua.
  • Limón. El poder limpiador del limón es bastante conocido, pero pocos saben que su nivel de acidez es más de dos veces superior a la del vinagre. Una gran ventaja del zumo de esta alternativa es el aroma. Una fragancia cítrica natural que no necesita añadidos.

Prueba a mezclar en diferentes proporciones (según el uso que planeas darle) para desinfectar tanto el baño, como tu hogar al completo. Puedes intentar diferentes recetas hasta encontrar el punto que quieres.

Productos químicos

  • Lejía. Es una sustancia creada químicamente con una gran capacidad desinfectante y bactericida. Su contenido en hipoclorito de sodio la convierte en un producto muy versátil en la lucha contra las manchas, el mal olor y los gérmenes.
  • Bacteriostáticos. Su utilidad a la hora de desinfectar el cuarto de baño reside en su efectividad para impedir la reproducción de las bacterias. Ayudan a eliminar el mal olor, y mejoran el ambiente de todo el espacio.

La frecuencia de uso del baño de un negocio es mucho mayor que la de tu casa. Tus clientes esperan encontrar un baño en perfecto estado y eso requiere una limpieza constante que impida la reproducción de las bacterias.

  • Limpiadores sin lejía. Hace un tiempo han aparecido en el mercado una gama de limpiadores que no cuentan con lejía en su formulación. Su receta se basa en el cloruro de didecildimetilamonio. Es un derivado del amonio muy capaz de desinfectar el baño sin la agresividad que a veces presenta la lejía.

Apostar por desinfectar el baño cuidadosamente y conservar siempre una fragancia agradable es un punto importantísimo para cualquier negocio. En Ambizone te ayudamos a encontrar la combinación perfecta para ti.

[Total:0    Promedio:0/5]

Más noticias relacionadas

Deja un comentario